Nativos rechazan exploración petrolera en Reserva Comunal Amarakaeri

Dirigentes de comunidades que viven alrededor de la Reserva, se reunieron con funcionarios de Hunt Oil a fin de expresarles su rechazo a las operaciones que desarrolla dicha concesionaria en el lote 76.

En la cita, desarrollada en las instalaciones de la Federación Nativa del río Madre de Dios y Afluentes (FENAMAD), líderes indígenas Harakmbut, Yine y Machiguenga demandaron a los representantes de la concesionaria paralizar los trabajos de las líneas que atraviesan sus comunidades.

Luego de amplio debate, los funcionarios de Hunt Oil optaron por retirarse de la sesión. Nilton Mercado Apaza, asesor legal de la FENAMAD, hizo votos porque el Estado haga prevalecer el derecho a consulta que poseen las comunidades y que está sancionado por tratados internacionales, como el Convenio 169 de la OIT.

La Reserva Comunal Amarakaeri posee especial importancia ya que desde ese lugar nacen seis cuencas hidrográficas (río Madre de Dios, río Alto Madre de Dios, río Blanco, río Azul, río Inambari y río Colorado) que son las únicas fuentes proveedoras de agua con las que cuentan más de diez mil personas, entre población nativa y colonos.

Hunt Oil Company y la Repsol Exploración Perú son cotitulares del lote 76 otorgado por el Estado en 2006 para realizar los trabajos de exploración y explotación de petróleo en esta parte de la región de Madre de Dios.

Este lote se superpone casi en su totalidad sobre la Reserva Comunal Amarakaeri, un territorio ancestral de los pueblos Harakmbut, Yine y Machiguenga y cuyo reconocimiento oficial se logró después de más de diez años de lucha indígena.