ONG critican "fracaso histórico" que supone el Acuerdo de Copenhague


Copenhague, 19 dic (EFE).- Varias ONG como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Oxfam, Avaaz y Amigos de la Tierra, han criticado con dureza el "fracaso histórico" que supone el Acuerdo de Copenhague en la lucha contra el cambio climático.


El documento, acordado por una treintena de países, debe ser sometido aún a votación por el plenario de la Cumbre del Cambio Climático de Copenhague pero, tras circular los primeros borradores, las ONG no han dudado en reprochar su falta de ambición.

"Después de años de negociaciones, hay una declaración que no vincula a nadie y que no garantiza el futuro de las generaciones venideras", manifestó el jefe de la Iniciativa Global de Clima de WWF, Kim Cartensen.

El texto omite cualquier referencia a las reducciones globales del bloque industrializado, como grupo, para 2020 y 2050, como proponía la ONU, y se limita a recopilar los dispares objetivos de reducción de emisiones contaminantes anunciadas de cada país antes de acudir a Copenhague.

Para Avaaz, ese documento es un "fracaso histórico" que representa el "colapso de los esfuerzos internacionales" de firmar un acuerdo vinculante que pueda "detener el catastrófico cambio climático".

"El acuerdo dista mucho de ser justo, apenas es vinculante y no es en absoluto ambicioso", criticó el director de la campaña global de la organización, Ricken Patel, quien reprobó que el acuerdo haya sido sellado por sólo "cuatro países" en alusión a EEUU, China, la India y Sudáfrica.

Atribuyó la responsabilidad del fracaso de Copenhague a Washington y a Pekín, dos países de quien dijo que "compartieron su determinación de producir un acuerdo débil en Copenhague".

"Cada país pagará el precio por la avaricia y el gobierno imperfecto de estos dos países", afirmó.

Para el director ejecutivo de Oxfam Internacional, Jeremy Hobbs, el Acuerdo de Copenhague es el "triunfo de la propaganda por encima de la sustancia" e instó a los líderes a "volver a la mesa negociadora a principios de 2010" para adoptar "decisiones políticas urgentes".

"Millones de personas de todo el mundo no quieren ver morir en Copenhague sus esperanzas de un acuerdo ambicioso, justo y vinculante", refirió.

Por su parte, desde Amigos de la Tierra, tildaron el acuerdo de Copenhague de "fracaso abyecto".
"Al retrasar la acción, los países ricos han condenado a millones de las personas más pobres del mundo al hambre, el sufrimiento y la pérdida de la vida conforme el cambio climático se acelera", apuntó el presidente de la entidad, Nnimmo Bassey.

Señaló que se siente "asqueado" por el "fracaso de los países ricos" a la hora de fijar objetivos ambiciosos y acusó al bloque industrializado de "acosar" a los países en vías en desarrollo a "aceptar menos" de lo que merecen.