De que las hay


Erre contó lo que pasó con seta, o al menos lo que creyó que
pasó, lo dijo por enojo. Parte golpe bajo, parte invitación al hermetismo,
ahora todos dicen que tengo un nuevo pollo.