Extracto de la respuesta a carta silencio

Miguel querido!

Heme aquí culpable de todo lo que dices...yo fui uno de esos practicantes del silencio, hoy lo recuerdo con gran pena, en lugar de callar hubiera querido decirle tantas cosas...sin embargo, no es menos cierto, cosa curiosa si las hay, que para mi era el silencio el ultimo bastión de resistencia ante la patología desenfrenada de los celos, ante el permanente estado de sitio, para