Halcones

Raza, no nos queda más que aprender idiomas para entender realidades. “Los límites de mi lenguaje, representan
los límites de mi mundo” decía Wittgenstein, que quiere decir,
que el encuentro con la realidad –propia, de la alteridad, de la divinidad- se
lleva a cabo a partir de mediaciones: la palabra, el pensamiento, el
conocimiento a la mano. Lo que nos lleva a declarar que la realidad no puede